Sol Turismo

  • Sol Turismo en Twitter
  • Sol Turismo en Facebook
  • Español

Norway’s Coastal Kitchen

Hurtigruten presenta su oferta gastronómica de invierno

Hurtigruten siempre se ha esforzado por ofrecer a los huéspedes una experiencia local única e incorpora productos de las zonas que recorre en la gastronomía a bordo. 

A través de su concepto culinario "Norway’s Coastal Kitchen", el viajero descubre las tradicionales delicias culinarias de la costa y el interior de Noruega en un festival de sabores único a lo largo del bello recorrido de las 34 paradas de la centenaria ruta del Expreso del Litoral, que recorre la costa noruega de Sur a Norte y de Norte a Sur, “en el viaje por mar más bello del mundo”. 
La tradición culinaria noruega tiene mucho en común con el escenario que se encuentra en la costa: siempre fresco, característico y repleto de variedad. De hecho, el pescado servido para la cena habrá sido obtenido esa misma mañana y entregado directamente del pescador a nuestros chefs y las moras que se saborearán a cubierta o que se degustarán en cada uno de sus postres han sido recolectadas a mano en Finnmark. Por lo tanto, los chefs de Hurtigruten harán disfrutar al viajero sorprendiéndole con sabores auténticos y regionales durante todo el año.
En el punto de partida de Hurtigruten, Bergen – sede de uno de los barrios europeos más conocidos y más bellos de la Edad Media – se encuentra Bryggen (El Muelle), Patrimonio de la UNESCO, donde se elaboran buffets con los mejores ingredientes de la tierra. Entre ellos, destaca la sopa de pescado de Bergen, calificada por algunos historiadores gastronómicos del país como “la mejor sopa del mundo” o el “Western” noruego, una receta de ternera que data de finales del siglo XVIII. Continuando el viaje entre Ålesund, joya arquitectónica del Art Nouveau y Molde, la “Ciudad de las Rosas”, el barco propone un exquisito desfile de platos como el bacalao, la pierna de cordero de Hellesylt o un exquisito postre de manzanas asadas con helados, todos ellos productos de esta región de entrada a los fiordos, conocida como la mayor exportadora de bacalao desde el siglo XVII y donde se encuentra la producción comercial de manzanas situada más al norte del mundo.
La próxima parada de la compañía es Trondheim. El “Hogar de los Troles”, como así se traduce el nombre de la ciudad, cuenta con algunos de los mayores atractivos  turísticos del país como el Palacio del Arzobispo o la Catedral de Nídaros. Entre Trondheim y Rorvik, en la Costa Rocosa, los huéspedes disfrutarán de especialidades como la “paella” noruega, elaborada con granos de trigo duro, langostinos y rodaballo; o el Tjukkmolkspudding de Røros, un tradicional pudding de leche, elaborado con espino amarillo (rico en Vitamina C) y helado de aguardiente.
Atravesando la línea del Círculo Polar Ártico, entrando en la tierra del sol de medianoche en verano y las largas noches polares en invierno, el barco recala en Bodø, con parada posterior en Svolvaer, la capital de las bellas Lofoten. Aquí la herencia vikinga está presente en las formas de vida de sus habitantes, también en el aspecto culinario. El pasajero podrá degustar risotto con remolacha y cebada o el exquisito postre “Nyr” con tarta de chocolate y compota de bayas de Grondalen Gard, una granja orgánica donde se crían 19 vacas, basada en la viejas tradiciones lecheras, y que ha desarrollado un queso fresco similar al Skyr que tanto gustaba a los vikingos. 
Continuando la navegación Rumbo Norte, el barco recalará en Tromsø, la “capital del Ártico”, etapa donde el menú será un homenaje a los productos del Norte de Noruega, conocida como tierra estéril pero a la que sus habitantes han sabido sacarle provecho: la trucha ártica, las patatas “Gulloye” o moras del norte de Noruega serán los protagonistas. El barco discurrirá también por Skjervøy, en el corazón de los Alpes Lyng, gran productor de salmón, y alcanzará en la siguiente jornada el Cabo Norte, el punto más septentrional del continente, donde el pasajero disfrutará de una selección de platos fríos y calientes en buffet que incluye diversas especies de pescado como el salmón, camarones o pez carbonero del Mar de Barents (cuyo fondo es muy rico en especies marinas), sopa de arenques o terrina de chocolate con arándanos. 
Un auténtico festival camino a Kirkenes, la última parada del Expreso del Litoral, que brindará una carta con influencias rusas compuesta por sopa de remolacha, reno asado de Finnmark con pelmeni (una especie de pasta rusa) y Pavlova con bayas, un exquisito postre para poner punto y final a este viaje por los sabores noruegos.
Para Hurtigruten, la gastronomía es uno de sus productos estrella junto con la Naturaleza componente de todos sus viajes y la extensa variedad en su oferta de ocio, con más de 90 actividades adicionales para el pasajero. Los barcos de Hurtigruten son una exhibición culinaria flotante que muestra la calidad de los alimentos locales, frescos, sostenibles y amigos del medio ambiente. Como dicen los noruegos… God Appetitt!
Precio por persona en cabina I2 – 1.237 de Kirkenes a Bergen, pensión completa, tasas portuarias incluidas.

  1. Enlaces 1
  2. Unicaja
  3. Ikopter
  4. Mariano Pozo
  5. Facebook