Sol Turismo

  • Sol Turismo en Twitter
  • Sol Turismo en Facebook
  • Español

En el centro de Málaga

El Obelisco a Torrijos, un homenaje a quienes lucharon por la libertad

Los restos de José María de Torrijos y Uriarte descansan bajo  el Obelisco de la Plaza de la Merced de Málaga, el mismo lugar que vio nacer a Pablo Ruiz Picasso.

Torrijos (Madrid 1791) tuvo desde niño una enorme vocación militar, de hecho ingresó con tan solo diez años en la Academia Militar y a los trece ya era capitán. De familia noble, fue sorprendido por la Guerra de la Independencia contra los franceses mientras se encontraba en la Academia Militar de Alcalá de Henares. La Constitución de 1812 fue totalmente anulada por la restauración absolutista, por lo que Torrijos decide tomar parte por los liberales y se niega a irse a América donde debía luchar contra los independentistas. Cinco años más tarde fue parte destacada en la fallida conspiración del general Lacy cuya pretensión era levantar al ejército en Andalucía, tras lo cual sería encarcelado. Rafael de Riego conseguiría una victoriosa rebelión en 1820 y logra la libertad. En 1823 es nombrado Comisario de Guerra, y fue quien dirigió la resistencia contra los Cine Mil Hijos de San Luis. Torrijos cae derrotado en Cartagena y se marcha acompañado de su esposa a Marsella y posteriormente a Inglaterra donde entraría en contacto con los Apóstoles de Cambridge. Allí, junto a un grupo de españoles y a intelectuales ingleses funda la Junta de Londres.

Gibraltar sería su siguiente destino, donde llega en 1830 y tras varios intentos de penetrar a territorio español a través de Algeciras o La Línea de la Concepción decide navegar hasta Vélez Málaga. Torrijos esperaba que su sola presencia sirviera para un levantamiento en contra del rey Fernando VII. Con lo que no contaba era con la traición de su antiguo amigo Vicente González Moreno. El día 30 de noviembre pretendía llegar a Velez acompañado de otros 52 compañeros, pero tuvo que desembarcar precipitadamente en el Cabo de Calaburras en Mijas ya que el buque de guerra Neptuno andaba esperándole. Desde allí huyó a Alhaurín de la Torre donde fue apresado el 5 de diciembre. Fue el propio Fernando VII quien ordenó la ejecución de todos los detenidos. Amanecía en las malagueñas playas de San Andrés el 10 de diciembre de 1831 cuando los conspiradores fueron fusilados. Cuando el rey falleció en 1883,  la viuda de Torrijos, Luisa Carlota Sáenz de Viniegra fue nombrada Condesa de Torrijos. Los liberales habían llegado al poder. En 1842 el Ayuntamiento encargó al arquitecto Rafael Mitjana la construcción de un Obelisco en homenaje a Torrijos y a quienes cayeron junto a él en las playas de San Andrés. El diseño del Obelisco está inspirado en obras francesas de finales del siglo XVIII  y está proyectado sobre tres basamentos de piedra en la que aparece una dedicatoria del pueblo malagueño a los caídos. En la base del Obelisco se encuentran los restos de Torrijos y de dos de sus compañeros, López Pinto y Flores Calderón. El resto del grupo fue enterrado en una fosa común. El Obelisco está rodeado por una verja negra, que es una porción de terreno de soberanía francesa, ordenado por Isabel II con objeto de prevenir futuros cambios de régimen,  con lo que los restos de Torrijos siempre serían respetados. En 1858 la Plaza de la Merced, donde se encuentra situado el obelisco, adquirió el aspecto de la actualidad. Unas tres décadas después nació frente a esa misma Plaza un chiquillo llamado Pablo,  que revolucionaría el arte moderno.


  1. UNICAJA
  2. Facebook
unicaja